Outlet Montaña

Envíos de 3 a 5 días laborables. Gratis a partir de 60€. Consigue 5€ de descuento si te registras como usuario

¿Qué está pasando con nuestros glaciares? Información actual sobre el estado de los glaciares del Pirineo

Los glaciares de los Pirineos, los glaciares más meridionales de Europa, son los únicos glaciares activos que cubrían la cordillera durante la era glacial y que persiste en la Península Ibérica. Desde 1983 más de la mitad de los glaciares de los Pirineos han ido desapareciendo paulatinamente, de manera que tan solo quedan unas 20 masas glaciares en la cordillera pirenaica, las cuales se encuentran en un delicado estado de equilibrio.

De estas 20 masas glaciares tan solo 10 son consideradas como glaciares y la otra mitad restante neveros, o lo que es lo mismo, masas de hielo permanente de cierto tamaño sin movimiento propio, característica que define a un glaciar.

Durante milenios el proceso de desaparición de los glaciares ha ido avanzado muy lentamente, pero a causa de las altas temperaturas y el efecto invernadero se ha acelerado de manera considerable esta situación provocando un rápido retroceso en los glaciares pirenaicos. Desde 1959, la temperatura media en el Pirineo ha subido 1,6 grados. Es importante tener en cuenta que lo que le sucede a un glaciar es una alerta respecto a lo que sucede en el ecosistema a todos los niveles.

Glaciares de los Pirineos

En España, es la cordillera de los Pirineos la única que alberga los únicos glaciares activos que persisten en la Península Ibérica; siendo el del Aneto, Monte Perdido y Maldeta son los glaciares de mayor extensión. De los 24 glaciares ubicados en la zona Pirenaica, 9 de ellos se hallan en Aragón con una suma total de cerca de 133ha.

Los glaciares de los Pirineos se encuentran distribuidos por las dos vertientes pirenaicas: glaciares vertiente sur y glaciares vertiente norte, siendo mayores en la vertiente sur que en la vertiente norte. De entre todos, el Glaciar Aneto es el glaciar más amplio de los Pirineos, ubicado en el Valle de Benasque, con una superficie de alrededor de 60ha y 50 metros de espesor máximo. Glaciar muy mediático este verano por su triste estado.

 

Glaciares vertiente sur

En la vertiente sur de Pirineo o parte Aragonesa de la Pirineos la superficie glaciar asciende a 160 Ha, ¼ parte de la que existía hace aproximadamente 35 años. Los neveros y glaciares de la vertiente sur con superficie superior a 1ha son:

  • Valle Benasque: Glaciar del Aneto, de La Maladeta, Barrancs, Coronas, Tempestades, Alba, Salenques
  • Macizo de Posets: Glaciar de Posets, Glaciar de Llardana, Glaciar de Paul.
  • Macizo del Perdiguero: Glaciar de Lliterola.
  • Macizo de Monte Perdido – Gavarnie: Glaciar del Monte Perdido, Cilindro.
  • Macizo de Vignemale: Glaciar del Clot de la Hount, Glaciar de Labaza.
  • Macizo de los Picos del Infierno: Glaciar del Infierno, Glaciar de la Brecha Latour.
  • Macizo de La Munia: Glaciar de Robiñera.
Glaciar de Llardana. Fuente: Huesca La Magia.

Glaciares vertiente norte

Las masas glaciares se concentran en la zona central de la cadena montañosa. En la vertiente norte se halla la única lengua glaciar de todos los Pirineos en el glaciar de Ossoue. Los neveros y glaciares de la vertiente norte con una superficie superior a 1ha son:

  • Macizo de Vignemale: Glaciar de Las Néous, Glaciar de Ossoue, Glaciar de Oulettes y Glaciar del Petit Vignemale.
  • Macizo de Monte Perdido-Gavarnie: Glaciar de Gabiétous, Glaciar del Taillon, Glaciar de Pailla.
  • Macizo de La Munia: Glaciar de Munia y Glaciar de Barroude.
  • Macizo del Perdiguero: Glaciar de Gourgs Blancs, Glaciar de la Baque, Glaciar del Portillon d’Oo, Glaciar de Boum.
  • Mont Valier: Glaciar de Mont Valier.
Glaciar del Monte Perdido. Fuente: El Diario

 

Glaciar des Gourgs Blancs

Estado y causas del retroceso de los glaciares

Todos los glaciares ha sido analizados en un estudio realizado por los diferentes centros de investigación de Francia y España; trabajo que revela una realidad muy preocupante.

Los glaciares del Pirineo, desde el 2011 han perdido hasta 1/5 parte de su superficie y una media de más de 6 metros de espesor. Estos cambios son muy notables por ejemplo en el glaciar del Aneto, estimando una pérdida de cerca de un 25% en cuanto a su superficie y una media de alrededor de 9 metros de espesor (en algunas zonas se registran disminuciones de hasta 21 metros). El glaciar de Ossoue en el macizo de Vignemale (Francia) o el glaciar Taillón (en la parte francesa) son otras de las masas de hielo más afectadas.

Glaciar del Taillon

Efecto invernadero

Desde la revolución industrial, las emisiones del CO2 (dioxido de carbono) y otras emisiones de gases efecto invernadero (GEI) derivados de la industria, quema de combustible, deforestación…, han hecho aumentar de manera considerable la temperatura sobre todo en polos, lo que ha hecho que el planeta se recaliente y se fundan o derritan la gran mayoría de los glaciares de montaña a pasos agigantados.

 

Aumento de la temperatura en los Pirineos

El aumento de temperatura provoca un mayor derretimiento de los glaciares del planeta, responsables del 25% de la subida del nivel del mar a consecuencia del enorme volumen de agua extra que envían al mar cuando se derriten por el cambio climático.

 

Consejos para cruzar glaciares

Para desplazarse o cruzar glaciares es indispensable conocer perfectamente las técnicas de progresión en glaciar. Además de la dificultad de progresar sobre hielo glaciar, se añade la presencia de grietas rimayas (grietas que separan la masa de hielo y nieve se las paredes rocosas),  hace que sea indispensable contar con un buen equipo que facilite la experiencia.

El encordamiento en ensamble es uno de los aspectos esenciales en el momento de hacer caminatas sobre glaciares puesto que permite que todos los montañistas se encuentren unidos y no se pierdan. Sobre todo es muy útil para no dar pasos en falso. Para poder llevar a cabo todas las técnicas de progresión de un glaciar es indispensable que todos los alpinistas lleven crampones y piolet de buena calidad y preparados para glaciares. Es decir, los crampones de verano NO SON APTOS. Ello facilitará el desplazamiento del montañista y sobre todo lo va a proteger de posibles accidentes.

No olvidar que, a primera hora de la mañana, cruzar un glaciar es mucho más seguro que al atardecer ya que el calor del día ha podido debilitarlo.

Las técnicas de rescate en caso de caídas en grietas o rimayas suelen ser muy complicadas por lo que se aconseja antes de salir, aprender todas las técnicas y modo de actuar ante cualquier incidente que pueda surgir.

Carrito de compra